Preposiciones de lugar que rigen dativo

Ayer vimos que las preposiciones de lugar rigen en casos bien determinados. Hoy veremos las preposiciones que rigen exclusivamente en dativo; es decir, que el complemento al que acompañan tiene que estar declinado en ese caso.

Preposiciones de lugar -o locativas-  que rigen dativo (y solo dativo): ab, aus, außerbeigegenüber,  nach,  von,  zu

 

ab: a partir de, desde (B1)

Se usa para indicar punto de origen.

Ab Berlin kannst du mit dem Zug nach Moskau fahren (Puedes ir en tren desde Berlín hasta Moscú).

aus: de (origen, dirección de salida) (A1)

Esta es una de las preposiciones locativas más usadas, y se emplea para indicar el origen o el punto desde el que se realiza una acción de salida. Es de las primeras que usamos, muchas veces sin darnos cuentas, porque se usa para hablar de dónde venimos:

Ich komme aus Spanien (Vengo de España).

Ich gehe um 8.00 Uhr aus dem Haus (Salgo de casa a las 8.00).

außer: fuera de (B1)

Se usa con o sin artículo, únicamente en dativo:

Das Fahrrad ist außer Hause (la bicicleta está fuera de la casa).

bei: cerca de, en casa de, en (visita), en (lugar de trabajo) (A1)

La preposición «bei» tiene su miga. Las buenas noticias es que es bastante predecible su uso:

  • cerca de algo, en la zona de:

Wir arbeiten bei Berlin (Trabajamos en la zona de Berlín).

  • de visita en casa de alguien:

Gestern war ich bei Karl (Ayer estuve en casa de Karl).

  • de visita en el médico u otro profesional, o cualquier otro lugar donde se desarrolle un trabajo:

Gestern war ich bei der Polizei (Ayer estuve en la Policía).

Antonio ist beim Friseur (Antonio está en el peluquero).

  • en una empresa, por su nombre, o cuando empleemos la palabra «Firma» (empresa). En este segundo caso, también se puede usar «in»:

Ich arbeite bei AudiIch arbeite bei/in einer deutschen Firma (Trabajo en Audi. Trabajo en una empresa alemana).

gegenüber: en frente, al otro lado (A1)

La preposición gegenüber se usa como en español «en frente» o «al otro lado» -en el sentido del otro extremo.

Die Sparkasse liegt gegenüber dem Markt (La caja de ahorros está en frente del mercado).

nach: hacia, a (A1)

La preposición nach se emplea sin artículo, en las siguientes situaciones:

  • Con topónimos, ciudades, países, continentes o puntos cardinales que no lleven artículo:

Heute gehe ich nach Hamburg.

  • Con adverbios de lugar:

Wir müssen nach links fahren (Debemos conducir hacia la izquierda).

Ten cuidado con no mezclar nach, zu e in. Cada una tiene un uso muy claro.

von: de (A1)

La preposición von indica punto de partida, y su traducción al español es «de». Se usa delante de adverbios y para expresar el punto de partida de un recorrido.

Ich bin nicht von hier (No soy de aquí).

Ich reise von Spanien nach England (Viajo de España a Inglaterra).

zu: hacia, a, a casa de (A1)

se usa como nach, pero cuando hay un artículo a continuación o nos referimos a personas.

Ich muss zum Flughafen fahren (Debo ir al aeropuerto).

 

Como ves, no es para tanto saber cuándo usarlas. Otra cosa, es recordar que van con dativo, y no con acusativo, pero ya se nos ocurrirá algo. Es curioso que cuando rigen en dativo y acusativo es fácil deducir qué caso usar, pero cuando sólo rigen uno de los casos, la lógica se esfuma.

¿Ta vez tienes tú algún truco que pueda sernos útil a los demás?

Mañana veremos las preposiciones locativas que rigen en acusativo. ¡No muerden!.

Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir. Si ves algún error, por favor, házmelo saber en los comentarios 🙂

 

Las preposiciones de lugar en alemán

Las preposiciones de lugar, o locativas, son fundamentales en los primeros pasos del estudiante de alemán. Son las que indican dónde está algo o dónde sucede una acción. ¿Te imaginas hablar en español sin usar a, bajo, contra, hacia, hasta, etc.? Poco podríamos decir.

Necesitas estas preposiciones continuamente, así que aprende a usarlas. Si conoces vocabulario de la ciudad, y conoces el uso de las preposiciones locativas, puedes dedicarte a describir recorridos por tu ciudad para practicar o, si vives en Alemania, Suiza o Austria,  puedes armarte de valor y salir a la calle a preguntar direcciones  (artículo en un futuro cercano…). Puedes describir tus vacaciones, tu recorrido diario para ir al trabajo, etc.

En los próximos días publicaré varios artículos con su uso y su significado. Los he organizado según qué caso rigen:

Ten en cuenta, además, que en alemán, como en cualquier idioma, hay preposiciones que son locativas, pero también temporales. Por ejemplo, nach, um, etc. Es fácil, no tiene misterio.

Las preposiciones, ¿en dativo o en acusativo?

Como verás, las preposiciones rigen uno o varios casos; esto quiere decir que la parte de la oración a la que se refieren y  acompañan tiene que ir en acusativo, en dativo o en genitivo. Algunas preposiciones rigen un único caso (¡¡bieeeen!!). Pero otras rigen dos. En algúnos casos incluso tres, pero no las veremos ahora.

¿Cómo saber que caso escoger, entre dativo y acusativo?

Esta es la regla de oro: dativo para lugares, y acusativo para acciones.

Yo recuerdo es regla porque dativo rima con «pasivo«, y acusativo, me recuerda a alguien que apunta a otro con un dedo. También puedes recordar que ACusativo empieza con las mismas letras que ACción

Veamos unos ejemplos sencillos:

La preposición in se usa con dativo y con acusativo. Si la usamos con dativo, in significa «en». Si la usamos con acusativo, es «a».

  • Ich bin in dem Bett (Estoy en la cama). Con dativo.
  • Ich gehe ins Bett (Voy a la cama). Con acusativo.

Otro ejemplo: auf significa «sobre, en, a, encima de», dependiendo del contexto y del caso.

  • Ich bin auf dem Platz (Estoy en la plaza). Con dativo.
  • Ich gehe auf den Platz (Voy a la plaza). Con acusativo.

Verás que he usado dos preposiciones, in y auf, que en español significan lo mismo: «en» y «a». Parece complicado, pero en los próximos artículos veremos cuando usar una u otra. Te lo avanzo: in se usa cuando nos referimos a estar o ir adentro de un espacio, mientras que auf se usa para espacios abierto, cuando nos referimos a ir o estar sobre ese espacio. Piénsalo. Estamos sobre la plaza, pero nos metemos dentro de la cama.

No uses esta «lógica aplastante» siempre. Hay sorpresas, como nach, que indicando un movimiento… rige únicamente dativo, no acusativo.

martes-trece

¡Ánimo, ¡no desesperemos! Vuelve cada día de esta semana, pues publicaré otros cuatro artículos al respecto. 

 

Vocabulario en alemán: la ciudad

Vocabulario alemán de la ciudad. Palacio de memoria

Hace unos meses escribí sobre los palacios de memoria para aprender alemán, un método mnemotécnico para recordar vocabulario alemán.

Hoy os presento mi palacio de memoria para recordar el vocabulario alemán sobre la ciudad: die Strasse, der Platz, das Rathaus, etc. Puedes verlo al final del artículo. Pincha sobre la imagen y se abrirá a tamaño completo. También he incluido la lista con el vocabulario que contiene el dibujo.

¿Cómo funciona?

El vocabulario de la ciudad en alemán, por zonas
El vocabulario de la ciudad en alemán, por zonas

Imagina una ciudad con tres barrios. Cada barrio será un género (masculino, femenino y neutro). Pon en cada barrio las palabras que tengan ese género asociadas al tema «ciudad». Haz primero una lista con tres columnas, y en base a la cantidad de palabras que tengas en cada columna, haz un barrio de tamaño adecuado.

Dibuja y colorea

Para que sea realmente efectivo, haz un plano de esa ciudad y dibújalo a mano. Dibuja las palabras de tu lista y vete construyendo tu barrio. 

Ah, y deja algún espacio para poner más palabras que se te vayan ocurriendo más tarde. Siempre te vendrán más cosas a la cabeza.

Hazlo personal

Por supuesto, puedes usar «mi ciudad» como ejemplo, pero es muy importante que hagas la tuya. Si le dedicas un par de horas, o tres, te garantizo que funcionará.

Encadena el vocabulario con mini-historias

Encadena las palabras, asocialas entre sí con microhistorias. Pon en cada historia una palabra que recuerdes fácilmente, así si no recuerdas las otras, solo tienes que tirar del hilo. Unos ejemplos:

  • En mi ciudad, la policía (die Polizei), los bomberos (die Feuerwehr) y el banco (die Bank) están en la misma calle. Es normal. Siempre hay atracos y… el pueblo se rebela y prende fuego a la caja de ahorros (die Sparkasse). Los bomberos tienen que estar en forma, así que centro deportivo (die Sporthalle) está cerca.
  • El ayuntamiento (das Rathaus), que tiene ratas, está cerca del restaurante (das Restaurant)… así que mejor tener el hospital cerca (das Krankenhaus).
  • El río (der Fluss) tiene un puerto (der Hafen), así que la estación ferroviaria (der Bahnhof)  y el mercado (der Markt) están cerca de ellos. Las estaciones suelen tener una plaza delante (der Platz).

¿Verdad que es fácil?

¿Se me olvidará?

No. El método es muy efectivo. Este dibujo lo hice en Semana Santa, hace unos meses, y no se me ha olvidado ni una sóla palabra. Si se me olvida la palabra, no se me olvidará el sitio, ni dónde está, así que seguiré recordando el género.

Por ejemplo, tal vez no recuerde cómo se dice semáforo en alemán (die Ampel). Pero se que está delante de la escuela (die Schule) , y si veo la palabra, probablemente recuerde que eso es «semáforo». Sin este método, seguramente reconocerías que Ampel significa semáforo, pero no recordarías que es una palabra femenina. ¡Ahora sí!

Aquí tienes la ciudad que he imaginado. Pincha sobre la imagen para abrirla a todo tamaño, y haz un plano similar en tu libreta.

Vocabulario alemán de la ciudad

Esta es la lista de vocabulario que he usado, por si te es útil

La ciudad: vocabulario
Masculino Femenino Neutro
der Bahnhof (la estación) die Allee (la avenida) das Schloss (el palacio, castillo)
der Zug (el tren) die Arztpraxis (la clínica) das Museum (el museo)
der Platz (la plaza) die Apotheke (la farmacia) das Geschäft (la tienda)
der Bus (el autobús) die Bibliothek (la biblioteca) das Gymnasium (el instituto de secundaria)
der Fluss (el río) die Schule (la escuela) das Fußballstadium (el campo de fútbol)
der Hafen (el puerto) die Ampel (el semáforo) das Büro (la oficina)
der Wochenmarkt (el mercado) die Bushaltestelle (la parada del bus) das Ausländeramt (la oficina de extranjería)
der Garten (el jardín) die Synagoge (la sinagoga) das Einwohnermeldeamt (el padrón, el registro)
der Park (el parque) die Kirche (la iglesia) das Tor (la Puerta de la ciudad)
der Baum (el árbol) die Kreuzung (el cruce) das Café (el café)
der Weg (el camino) die Bank (el banco) das Rathaus (el ayuntamiento)
der Friedhof (el cementerio) die Polizei (la policía) das Restaurant (el restaurante)
der Brunnen (el pozo) die Sparkasse (la caja de ahorros) das Krankenhaus (el hospital)
der Turm (la torre) die Feuerwehr (los bomberos) das Hotel (el hotel)
die Sporthalle (el centro de deportes) das Kasino (el casino)
die U-Bahn (el metro) das Kino (el cine)
die Station (la estación) das Theater (el teatro)
die Universität (la universidad)
die Kneipe (el pub, el bar)
die Brücke (el puente)
die Kathedrale (la catedral)
die Post (la oficina postal, Correos)
die Straße (la calle)

 


 

¿Qué te parece?, ¿lo has probado?.

Cuéntame en los comentarios qué te  parece esta idea, si te ha funcionado, o dame ideas para otro palacio de memoria.
Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo en Facebook o en Twitter! 🙂

La negación en alemán: nein, nicht, kein

Nein

La negación en alemán se puede expresar de tres maneras, y esto a los hispanohablantes nos lía y nos estresa mucho, porque sabemos que hay que soltar «por ahí» un nein, un nicht o un kein, pero ni sabemos cuál de los tres ni dónde ponerlo.

Así que, empecemos por el principio. Hay tres modos de negar en alemán: con nein, con nicht o con kein. Cada forma de negación tiene su uso y su sentido, y esto es lo que veremos hoy: cómo expresar negación en alemán.

La negación con nein

Nein es un adverbio. Un adverbio de negación -oh, qué sorpresa!- y se usa como el «no» en español cuando se hace una pregunta cuya respuesta es o  sí o no, a modo de negación de una frase anterior:

  • Magst du meinen Freund? Nein. (Te gusta mi novio? No).
  • Ist das mein Bier? Nein, das ist meins. (Es esta mi cerveza? No, esta es la mía).
  • Sollen wir mit deiner Freundin wohnen? Nein, mit meiner Schwester. (Tenemos que vivir con tu amiga? No, con mi hermana).

El uso de nein es muy intuitivo, no tiene ninguna complicación.

La negación con nicht

Nicht niega un verbo, un adverbio o un adjetivo. Nicht, en sí mismo, también es un adverbio.

  • Negando un adjetivo: Mein Auto ist nicht rot. (Mi coche no es rojo). En esta frase, la negación del verbo se refiere al adjetivo.
  • Negando un verbo verbo: Er isst nicht. (Él no come). En esta frase, se niega toda la acción, el verbo.
  • Negando un adverbio: Sie singt nicht gut auf Englisch (Ella no canta bien en inglés). Aquí lo que se niega es el adverbio «bien». Ella canta,  y canta en inglés, pero no lo hace bien.

Nicht es la negación que más problemas nos da, pero es muy sencilla en realidad. La única complicación que tiene es recordar dónde colocarla, y eso es fácil si conocemos la estructura de la oración en alemán, y cómo colocar los complementos; revisa el artículo de los complementos, especialmente cómo se colocan los complementos circunstanciales (TKML: temporal, kausal, modal, lokal).

Si nicht niega toda la oración (Satznegation), se coloca con los complementos circunstanciales, siguiendo este orden: temporal, kausal, nicht, modal, lokal. Es decir, que de los cuatro posibles complementos, dos van delante y dos van detrás. Los siguientes ejemplos combinan distintos circunstanciales con la posición de la negación nicht:

  • Wir sind heute wegen meiner Oma nicht gefahren.
  • Wir sind nicht mit dem Auto ins Krankenhaus gefahren.
  • Wir sind heute  nicht mit dem Auto gefahren.
  • Wir sind wegen meiner Oma nicht ins Krankenhaus gefahren.

Como he dicho, nicht se coloca como si fuera un complemento más, y por ello hay que colocarlo después de los complementos directos e indirectos.

  • Ich habe es meinem Vater nicht gekauft. (No he comprado una bicicleta a mi padre).

Si nicht niega una parte de la oración (Teilnegation), se coloca delante de lo que niega , pero nunca delante del verbo. Si queremos negar el verbo, estamos hablando de Satznegation (punto anterior) Fíjate en los ejemplos de arriba, cómo nicht se coloca delante de rot para decir que el coche no es rojo. Otros ejemplos:

  • Ich habe es nicht meinem Vater gekauft. (En esta frase, el sentido que le doy es que he comprado una bici, pero no para mi padre).
  • Wir sind nicht heute mit dem Auto gefahren, aber gestern. (Esta es similar al ejemplo de unos párrafos más arriba, pero lo negamos es simplemente heute, hoy. Hemos conducido con el coche, pero no hoy, sino ayer).

La negación con kein

Kein  niega un sustantivo (nombre) siempre que vaya con artículo indeterminado ein (o su variación en base a género, número o caso), o que no lleve artículo alguno si fuera una frase afirmativa:

  • Ich habe kein rotes Auto (No tengo un coche rojo).
  • Ich habe meinem Vater kein Fahrrad gekauft. (No he comprado una bicicleta para mi padre).

Kein se declina, y de manera absolutamente idéntica al artículo indeterminado ein. Si te sabes la declinación de ein, simplemente ponle una k al principio. kein, keine, keinen, keinem

Un error muy común es traducir literalmente del español al alemán, y si queremos decir que no tenemos un coche rojo, decimos «Ich habe nicht ein rotes Auto«. Esto es incorrecto, y ahora ya sabes porqué. Hay que decir «Ich habe KEIN rotes Auto«. Fíjate que en la frase afirmativa ya hay un artículo, ein, que debe ser convertido a una negación.

Una nota final

Una observación: en el inglés americano, la negación funciona de una forma muy, muy similar al alemán. En Gran Bretaña «decimos» (en primera persona, que casi 10 años aquí me lo permiten 😀 ) «I don’t have a car», mientras que en Estados Unidos es habitual decir «I have no car»… estructura idéntica a «Ich habe kein Auto». Es decir, en lugar de negar toda la oración (Satznegation), niegan sólo una parte con la partícula «no», como en alemán harían, si es posible, con la partícula kein.

 

Con este artículo cierro el ciclo de escritos sobre el orden de la frase y dónde colocar sus diversos elementos. A modo de recordatorio, estos son los artículos anteriores:

Próximamente habrá ejercicios, con unos test interactivos, sobre la negación en alemán y  sobre estos artículos anteriores, y este mismo. ¡No te vayas muy lejos, quédate cerca!


 

Usa los comentarios si quieres dejar alguna corrección, idea o lo que quieras. Si te has gustado el artículo y crees que puede ser útil a otras personas, considera compartirlo en Facebook y Twitter. Muchas gracias por tu visita y tu lectura 🙂

(Imagen de cabecera, propiedad de Hijodelaluz)

Vídeos del curso «Alemán para hispanohablantes» de la UNED

Hace unos meses se presentó y se desarrolló el «Curso de alemán para hispanohablantes» de la UNED. Dicho módulo de aprendizaje, que reunió en su comienzo a más de 10.000 estudiantes, fue todo un éxito y resultó muy útil para cualquiera que se esforzase unos minutos diarios.

El curso está cerrado, pues se desarrolló durante unas fechas concretas (marzo y abril, creo recordar), pero los vídeos siguen estando disponibles en YouTube. Así que refresquemos un poco la memoria; aquí dejo la lista de reproducción de los vídeos del curso. Aprovechadlo.

 

Estructura y orden de la oración en alemán. La posición del verbo

El orden de las palabras en alemán

El orden de la oración en alemán –die Wortstellung– está bastante determinado, aunque luego se puedan mover cosas adelante y atrás sin mucho problema (inversión, die Umstellung). En este artículo trataremos lo más básico de la estructura de la oración y veremos dónde poner el verbo en alemán. También puedes echar un ojo al artículo siguiente, sobre la colocación de los complementos de la oración y cómo colocar los pronombres.  En un tercer artículo, veremos cómo hacer frases que expresen negación y como invertir los elementos de la oració. ¡Es más fácil de lo que parece!

Posición del verbo en alemán

Más abajo explico la estructura de la oración en alemán, y sus partes, pero adelanto que habitualmente el verbo va en segunda posición (o lo que llamaremos a partir de ahora «posición II«). Muchos libros de texto, así como webs, dicen que el verbo va siempre en la Posición II en alemán, pero no es correcto. El verbo va en segunda posición en frases sencillas enunciativas:

En la frase enunciativa, el verbo va en la posición II:

  • Ich lese dein Buch. (Estoy leyendo tu libro).
  • Mein Vater isst im Restaurant. (Mi padre está comiendo en el restaurante).

En la frase interrogativa con pronombre interrogativo, el verbo va en posición II:

  • Wo ist das Auto? (¿Dónde está el coche?).
  • Warum kommt María nicht? (¿Por qué no viene María?).

En la frase interrogativa sin pronombre interrogativo (es decir, las que tienen por respuesta «sí» o «no») el verbo va en posición I:

  • Möchtest du ein Bier? (¿Quieres una cerveza?).
  • Isst mein Vater im Restaurant? (Está comiendo mi padre en el restaurante?).

En la oraciones imperativas, el verbo va en posición I:

  • Lass uns gehen! (Vamos!)
  • Iss das Hähnchen, Andreita! (Cómete el pollo, Andreita!) 😛

En las frases con un verbo conjugado en un tiempo compuesto, el participio va siempre al final de la frase, mientras que el verbo auxiliar conjugado va en la posición que le corresponda (II ó I):

  • Ich habe ein Bier getrunken. (He bebido una cerveza).
  • Hast du ein Bier getrunken? (¿Has bebido una cerveza?).

En las frases subordinadas (Nebensätzen) (que veremos en más detalle en unas semanas), los verbos van al final, con el participio antes del verbo conjugado (los de la frase subordinada, no los de la frase principal):

  • Ich weiss, dass du  meine Schwester nicht magst.
  • Er fragt sie, wo sie studiert hat.

Si la oración comenzase con la frase subordinada, el verbo principal ocupara la posición II, y digamos que la parte subordinada iría en la posición I:

  • Wo sie studiert hat, fragt er sie.

Como véis, al nivel básico de andar por casa (el mío), es todo dificultad «sota, caballo y rey».

La estructura de la frase en alemán

Podemos dividir la frase de muchas maneras pero vamos a dejarlo en las siguientes partes: posición I, posición II, posición IIIDativ-objekt, Akkusativ-objekt, posición VI y Partizip y partículas verbales (a veces, también hablaremos de posición 0 para colocar adverbios). También podemos dividir la frase en posición I, posición II, complementos, Partizip y partículas verbales.Varios elementos pueden ocupar una misma posición, como ocurre cuando hay  complementos circunstanciales, pero de esto hablaremos en detalle en el próximo artículo.

En breve:

Como hemos visto antes, el verbo va siempre en posiciones muy determinadas, y no hay opciones de variación.

Los verbos en alemán rigen en dativo, en acusativo o en ambos. Si rigen en un solo caso no hay problema. Si rigen en ambos, el dativo precede al acusativo. Si se usan pronombres para sustutirlos, el orden es al revés.

  • Der Verlag hat dem Schriftsteller das Buch nicht gesendet (La editorial no ha enviado el libro al escritor).
  • Der Verlag hat es ihm nicht  gesendet (La editorial no se lo envió).

Cuando sucede la inversión (Umstellung), que se usa para dar énfasis a un elemento distinto al sujeto, uno de los complementos ocupa la posición I, y el sujeto va a la posición III. El significado de la oración no cambia.

  • Ein Bier habe ich getrunken.

De modo muy simple, los complementos circunstanciales se ordenan según el orden TKML: temporal, kausal, modal, lokal.

  • Sie ging heute früh wegen der Prüfung voller Furcht zur Schule.

Recuerda:

Posición I    Posición II (Verbo)    Posiciones internas    Participio (o partículas del verbo)


Como véis, hay bastante sustancia en este tema como pare hacer varios artículos. No os quiero cansar, y además yo tengo que aprenderlo antes mejor. Si tienes alguna corrección, házmelo saber en los comentarios. Siempre hay alguna errata o error.

Si te ha gustado este artículo, consiera compartirlo en Facebook o en Twitter. ¡Al alemanista le gustan las visitas! 😎

Las desinencias personales de los verbos alemanes

verben_alemanista

En este artículo vamos a ver las desinencias personales de los verbos y de cómo las tenemos que usar. He tenido un buen parón en la actividad del blog durante dos semanas, pero no os asustéis, no estoy perdiendo la motivación. Para hacer algo realmente innovador, vamos a comenzar por el principio: la conjugación de los verbos, los tipos de verbos que hay y, especialmente, las desinencias personales.

Desinencias de los verbos alemanes

Recordemos que una desinencia verbal es la terminación del verbo, lo que indica la persona y el número. Por ejemplo, las terminaciones de wohne y wohnen, -e e en, son la desinencias de esas formas verbales. Hay dos tipos de desinencias personales, según se explica en Alemán practico verbos conjugados, la «serie A» y la «serie B». La serie A se usa para formar el presente de indicativo, das Präsens Indikativ (excepto los verbos sein, wissen y los modales):

Serie A
Pronombre Desinencia Ejemplo: Präsens Ejemplo: Präsens
ich -e rechne helfe
du -st rechnest hilfst
er/sie/es -t rechnet hilft
wir -en rechnen helfen
ihr -t rechnet helft
sie/Sie -en rechnen helfen

El primer ejemplo es un verbo regular (rechnen), y el segundo irregular (helfen). En el primer caso la raíz es constante, mientras que en el segundo, en el verbo irregular, la raíz cambia. De esto trataremos próximamente. Lo importante aquí es que sean irregulares o no, las desinencias de ambos verbos en el Präsens Indikativ son las mismas.

La serie B se usa para todos los demás tiempos simples (incluyendo el Präsens Indikativ de sein, wissen y los verbos modales), que son el . Para que se puedan formar distintos tiempos verbales con las mismas desinencias, se añaden también otras partículas intermedias que veremos en otros artículos.

Serie B
Pronombre Desinencia Präsens (sollen) Präteritum (helfen) Konjuctiv I (helfen) Konjuctiv II (helfen)
ich soll half helf-e hülf-e
du -st sollst halfst helf-e-st hülf-e-st
er/sie/es soll half helf-e hülf-e
wir -en sollen halfen helf-en hülf-en
ihr -t sollt halft helf-e-t hülf-e-t
sie/Sie -en sollen halfen helf-en hülf-e-n

 

¿Cómo se usan las desinencias?

Como he dicho más arriba, la serie A se usa para el Präsens de todos los verbos, excepto sein, wissen y los modales, y la serie B, para el resto de los tiempos simples (o sea, los que no necesitan un verbo auxiliar). Eso, sin más, no daría muchas combinaciones, pero además hay que tener en cuenta que también se añaden otras partículas para indicar distintos tiempos y que los verbos irregulares cambian su radical según se trate del presente, del pasado o del participio. Pero en este artículo este artículo nos limitaremos a ver cómo se añaden las desinencias en función a cómo es la terminación del radical del verbo. Recuerda que el radical del verbo, o la raíz, es el infinitivo sin la terminación –en o –n.

Dependiendo de cómo sea la raíz del verbo, nos encontraremos que se pueden llegar a juntar sonidos idénticos, o sonidos que no cuadran, que faltan vocales. En el primer caso se simplifica, y en segundo, se añade alguna letra. Por ejemplo, la primera persona plural del Präsens Indikativ es “wir helfen”, y no “wir helfeen”.

Radical del verbo terminado en –d , –t

Si la raíz del verbo termina en –d o en –t, se intercala una e entre la raíz y la desinencia en la 2ª y 3ª personas del singular y en la si esta es –t, –st. Por ejemplo, la raíz de reden es red, y la 3ª persona singular, es “er redet”. Si no se aplicase esa regla sería “er redt”, algo bastante difícil de pronunciar.

  • du arbeit-e-st, y no du arbeit-st (tú trabajas).
  • es kost-e-t, y no es kost-t (esto cuesta).
  • ihr red-e-t, y no ihr red-t (ellos hablan).

Radical del verbo terminado en –m, –n

Se hace lo mismo que en el caso anterior. Se añade una –e entre la raíz y la desinencia en la 2ª y 3ª personas del singular y en la si esta es –t, –st.

  • du atmest, y no du atmst (tú respiras)
  • es regnet, y no es regnt (llueve)

Si la m o la n fueran precedidas de r o l, entonces se usaría la regla descrita más abajo: verbos terminados en –eln y –ern.

Radical del verbo terminado en –s, –ss, –x, –z, –ß, –tz

Si añadiésemos la desinencia –st a los verbos cuya raíz termina en –s, –ss, –x, –z, –ß, o en –tz, téndríamos un verdadero cacao y hablaríamos como una serpiente. Así que cuando la desinencia es –st, se quita la s. Por tanto, son idénticas las 2ª persona singular y plural y la tercera persona singular. Veamos unos ejemplos:

  • du heißt, en lugar de du heißst (te llamas). Es igual a la 3ª persona singular, sie heißt, y a la 2ª plural, ihr heißt
  • du küsst, en lugar de du küssst (tú besas). Es igual a la 3ª persona singular, sie küsst, y a la 2ª plural, ihr küsst.
  • du tanzt, en lugar de du tanzst, y por tanto se aplica lo mismo que los ejemplos anteriores.
  • Otros: du faxt, du schwitzt

Verbos regulares terminados en –eln y –ern

En estos verbos (como klingeln o streicheln) la 1ª y 3ª personas del plural del Präsens solo llevan la desinencia –n, y por tanto son iguales al infinitivo (además, la 1ª persona del singular se puede omitir la –e- que va antes de la l o la r):

  • wir klingeln, sie klingeln, y no wir klingelen o sie klingelen.

 

Recomendaciones

  • Las desinencias son sencillas de recordar. Con un poco de práctica y estudio del alemán las aprenderás sin problema alguno. Seguramente ya las conoces pero no habías visto que son tan sencillas.
  • No aprendas de memoria lo escrito anteriormente. Razónalo y verás que es lógico.
  • Es de cajón: se añade una e donde haga falta para que el sonido sea fluido y no se junten demasiadas consonantes, y se quita si se juntan sonidos iguales o similares (como se hace con la s de la desinencia –st cuando esta va precedida de –s, –ss, –x, –z, –ß, o en –tz

¿Qué te ha parecido?, ¿está claro?, ¿crees que falta algo? ¿Te ha parecido interesante? No dejes de comentar el artículo, y si te ha parecido útil, compártelo en las redes sociales para que llegue a más gente. Gracias por adelantado.

Viernes de falsos amigos – Falscher Freunde Freitag (IV)

Llegamos al último viernes de febrero, y cerramos la serie de los falsos amigos en alemán (Falscher Freunde). En esta entrega, otros cinco pares de falsos amigos con los que debes tener cuidado, ¡pues si significado no es lo que parece!

der Professor

Como en inglés, der Professor no significa «el profesor, el maestro». Professor significa «catedrático universitario»:

Der Professor schreibt ein neues Buch (El catedrático escribe un nuevo libro).

Der Lehrer es «El profesor, el maestro»

Der Lehrer liest mit dem Kind (El maestro lee con los niños).

promovieren

Promovieren significa «doctorarse».

Meine Tochter hat im Bereich Biologie promoviert (Mi hija se ha doctorado en biología).

«Promover», en el ambiente laboral es befördern:

Mein Chef hat mich letzte Woche befördert (Mi jefe me ha ascendido la semana pasada).

das Regal

Este es tal vez es el primer falso amigo que uno aprende, pues forma parte del vocabulario básico en alemán del hogar. Das Regal es «la estantería».

Wie sortiert ihr eure Bücher in den Regalen? (¿Cómo organizáis vuestros libros en las estanterías?).

Si lo que quieres decir es «el regalo», entonces hablas de das Geschenk:

Ich will ein schönes Geschenk für meine Freundin kaufen (Quiero comprar un regalo bonito para mi novia).

die Rente

Die rente significa «la pensión»:

Wie hoch ist die Rente nach 45 Berufsjahren? (¿Cuál es la pensión tras trabajar durante 45 años?).

«La renta», «el alquiler» es die Miete:

Die Mieten in München sind in den letzten 2 Jahren gestiegen (Los alquileres en Múnich han subido en los últimos dos años).

der Roman

Der Roman es en alemán «la novela»:

Ich lese gerade einen Roman von Thomas Mann (Estoy leyendo una novela de Thomas Mann).

«El romano» es der Römer:

Die Römer waren schon auf dem Rückmarsch (Los romanos estaban ya en el camino de vuelta).


¿Qué te ha parecido? Han quedado muchos en el tintero, pero seguro que retomo esta serie en algún momento del futuro.

Recuerda ver los otros artículos ya publicados.

Si te ha gustado, considera compartirlo en Facebook o en Twitter, y deja comentarios si tienes dudas o cualquier cosa que decir.

Los verbos modales en alemán, ¡masticados! (III)

Hemos visto durante las semanas pasadas los verbos modales en alemán: sus usos y significado y sus conjugaciones. En esta última entrega sobre los verbos modales veremos unos ejercicios con los mismos.

Recuerda que los verbos modales son fundamentales para expresarse en alemán -y en cualquier idioma-, así que tómate tu tiempo para practicar y hacer tus propios ejemplos.

Ejercicios de verbos modales. Modalverbübungen.

A. Ordena las siguientes frases. Sortiere die folgenden Sätze.

  1. Taxi er bestellen ein soll.
  2. Notizen muss machen er.
  3. Anna Waffeln will mit essen er.
  4. Kaffee soll holen er.
  5. zur gehen er Bank muss.
  6. arbeiten er Computer kann am.
  7. will nach gehen er Hause früh.
  8. Akten Frau bringen er muss zu Weiß.

B. Completa los espacios con muss o con will. Füll die Lücken mit muss oder will.

  1.  Anna __________ zum Zahnarzt. Sie hat Zahnschmerzen.
  2. Aber sie hat Angst; sie _________ nicht zum Zahnarzt gehen.
  3. Ulli sagt, sie __________ sofort einen Termin vereinbaren.
  4. Sie __________ Herr Steffens sehen.
  5. Anna __________ um 12 Uhr beim Zahnarzt sein.

C. Reescribe las siguiente frases usando los verbos modales müssen, wollen o können. Schreibe die folgenden Sätze um und verwende die Modalverben müssen, wollen oder können.

  1. Ich mache einen Termin. Ich muss einen Termin machen.
  2. Ich esse in der Kantine zu Mittag. Ich kann in der Kantine zu Mittag essen.
  3. Ich stehe um 7 Uhr auf.
  4. Ich gehe mit  Frauke in die Kneipe.
  5. Ich helfe Elke in Videoraum.
  6. Ich bin um 8 Uhr im Büro.

D.

  1. ¿Sabes tocar la guitarra?
  2. Ahora quiero cenar.
  3. Debemos pagar las bebidas.
  4. ¿Quieres hacer el ejercicio?
  5. No debes estar aquí.
  6. No puedes subir esa montaña.

Soluciones. Antworten.

A

  1. Er soll ein Taxi bestellen.
  2. Er muss Notizen machen.
  3. Er will mit Anna Waffeln essen.
  4. Er soll Kaffee holen.
  5. Er muss zur Bank gehen.
  6. Er kann am Computer arbeiten
  7. will nach gehen er Hause früh. Er will früh nach Hause gehen.
  8. Er muss zu Frau Weiß Akten bringen.

B

1. muss, 2. will, 3. muss, 4. will, 5, muss.

C

  1. Ich muss einen Termin machen.
  2. Ich kann in der Kantine zu Mittag essen.
  3. Ich stehe um 7 Uhr auf. Ich muss um 7 Uhr aufstehen.
  4. Ich will mit Frauke in die Kneipe gehen.
  5. Ich muss Elke in Videoraum hilfen.
  6. Ich soll um 8 Uhr im Büro sein.

D.

  1. Kannst du Gitarre spielen?
  2. Ich möchte jetzt Abendessen haben.
  3. Wir müssen die Getränke bezahlen
  4. Möchtest du die Übung machen?
  5. Du darfst nicht hier sein!
  6. Du kannst diesen Berg nicht besteigen.

 

Estos son los artículos sobre los verbos modales en “El alemanista”:

Los verbos modales en alemán, ¡masticados! (I), donde explico qué son, cómo se usan y qué significan.

Los verbos modales en alemán, ¡masticados! (II), donde explico sus conjugaciones y su orden en la frase.

Espero que estos artículos sean útiles. Para mí, lo son, porque para explicar algo primero tengo que entenderlo yo. Si tienes alguna correción, idea, sugerencia… ya sabes, usa los comentarios.

Y si te ha gustado el artículo, únete al grupo de Facebook o comparte este artículo en redes sociales. Te lo agradecería mucho :-)

Viernes de falsos amigos – Falscher Freunde Freitag (III)

Más falsos amigos en alemán para este viernes de febrero. De nuevo, como las dos semanas anteriores, os vuelvo a presentar cinco falsos amigos que parecen lo que no son, y son lo que no parecen. Si no has leído las dos primeras entregas, las encontrarás aquí y aquí.

das Jubiläum

Das Jubiläum no significa jubilación. Es «el aniversario». En realidad, en español hay un adjetivo que sí está relacionado con este sustantivo alemán, que es «jubilar», como en año jubilar.
Lass uns mein 20. Jubiläum feiern (Vamos a celebrar mi vigésimo aniversario).
Si quieres decir jubilación, entonces usa der Ruhestand:
Willy wird nächstes Jahr in den Ruhestand gehen (Willy tendrá la jubilación el próximo año).

die Karte

Die Karte significa el menú «la tarjeta», «la postal», o «el mapa»:
Welche Speisen gibt es heute auf der Karte? (¿Qué hay hoy en el menú?)
Ich habe meine Kreditkarte verloren (He perdido mi tarjeta de crédito).
Wenn du auf den Kanarischen Inseln bist, schreibe mir bitte eine Karte (Cuando estés en las Islas Canarias, envíame una postal)
Als Geologe, mache Ich geologische Karten (Como geólogo, hago mapas geológicos)
Si quieres decir «la carta», entonces debes usar der Brief:
Ich habe einen Brief an meine Schwester geschrieben (He escrito una carta a mi hermana).

der Kamin

Der Kamin es «la chimenea». Nada que ver con caminos:
Wir haben einen schönen Kamin im Wohnzimmer (Tenemos una bonita chimenea en el salón).
«El camino» es der Weg:
Der Weg zum Berg ist lang (El camino a la montaña es largo).

der Mantel

der Mantel en alemán no cubre la mesa, te cubre a tí. Se trata de «el abrigo».
Für diesen Winter habe ich einen neuen Mantel gekauft (He comprado un abrigo nuevo para este invierno).
«El mantel» de la mesa, eso es die Tischdecke:
Meine Oma hat eine neue Tischdecke für unseren Küchentisch genäht (Mi abuela ha cosido un mantel nuevo para la mesa de la cocina).

die Notiz

die Notiz significa «la nota», y no tiene nada que ver con noticia:
Die Notiz sagt «Bitte nicht klingen, Kinder schlafen!» (La nota dice «¡Por favor, no llamar al timbre; niños durmiendo!).
Si quieres decir «la noticia», entonces usarás die Nachricht:
Lass uns die Nachrichten heute um acht Uhr sehen (Veamos hoy las noticias a las ocho).


Esto es todo por hoy. La próxima semana veremos la última entrega de Viernes de falsos amigos – Falscher Freunde Freitag por este mes. Recuerda ver los otros artículos ya publicados.

Si te ha gustado, considera compartirlo en Facebook o en Twitter, y deja comentarios si tienes dudas o cualquier cosa que decir.