Aprender alemán

Existen muchas razones para aprender alemán. Pero la razón más importante es la que tenemos cada uno, nuestro propio motivo.

¿Por qué aprender alemán?

El  alemán es lengua oficial en Alemania, Austria, Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo, partes de Bélgica y del Tirol-Sur en Italia. Además, hay minorías reconocidas germanoparlantes en la República Checa, Polonia, Rumanía, Rusia, Eslovaquia Dinamarca, Hungría, Kazajistán, Namibia, Brasil,  e incluso en el Vaticano, donde es la lengua de la Guardia Suiza.

Mapa de la extensión del idioma alemán en el mundo.

Mapa de la extensión del idioma alemán en el mundo.

Se estima que entre 90 y 100 millones de personas lo hablan nativamente, y es el primer idioma -en número de hablantes- de la Unión Europea. Además, es idioma oficial de la UE, y es muy popular como segundo idioma en gran parte de Europa Central y del Norte. A día de hoy, aprender alemán no sólo es una satisfacción personal, sino un pasaporte para muchos trabajos en Europa.

Conocimiento del alemán en Europa

Conocimiento del alemán en la Unión Europea (No muestra Suiza, germanoparlante en parte)

Al igual que el español está promovido por el Instituto Cervantes, el alemán tiene como padrino al Goethe Institute, que organiza cursos, exámenes y actividades culturales varias allá donde tenga una sede. Si tienes un Goethe Institute cerca, no pierdas la oportunidad de sacarle provecho.

El alemán no está regulado como el espanol mediante una Academia. Sin embargo, sí existe un Consejo para la Regulación de la Ortografía Alemana (Rat für deutsche Rechtschreibung)

¿Es difícil aprender alemán?

Pues no. O sí. En realidad depende de tí. Si tienes ganas, le dedicas tiempo y lo haces con eficacia, aprender alemán no es más difícil que aprender cualquier otra lengua. Por supuesto, para un español es mucho más sencillo aprender italiano o portugués, pero no es más difícil que hablar ruso, polaco, o incluso inglés.

Es muy importante practicar. Los idiomas exiten para poder comunicarnos, y no para aprender de memoria tablas de declinaciones. Practica todo lo que puedas, y verás resultados. Usa tu tiempo en hacer repetitivos ejercicios y estarás tirando horas de tu vida por el desagüe. Lo digo por experiencia.

Su gramática no es más compleja que la gramática española, por ejemplo. Sus verbos son mucho más sencillos. Y aunque muchas palabras compuestas parezcan imposibles de leer, cuando uno aprende a reconocer sus partes se da cuenta de que en realidad todo era más sencillo.