Wissen y kennen, los verbos de conocimiento

wissen y kennen

Existen detalles en las lenguas modernas que hablamos hoy en día que son una ventana en el tiempo a los idiomas que hablaban nuestros ancestros en el pasado más remoto. Hoy voy a hablar de un par de verbos alemanes muy interesantes: wissen y kennen.

Wissen y kennen tienen un equivalente directo, o casi, en español: saber y conocer. Parece obvio que así sea, al ser dos lenguas indoeuropeas emparentadas. Pero sorprende que en inglés, una lengua germanica con influencia del francés no exista esa equivalencia y esos significados esten aglutinados generalmente en “to know“.

Continuar leyendo “Wissen y kennen, los verbos de conocimiento”

“Alemán para hispanohablantes: nociones fundamentales” en la UNED

VLogo UNED verdeuelve “Alemán para hispanohablantes: nociones fundamentales” a la UNED, el exitoso curso online dirigido por Mª Dolores Castrillo. Es la segunda edición del mismo y, de hecho, ya ha comenzado (26 de enero). Siento llegar tarde a contároslo, pero me acabo de enterar por Twitter. Le tenía un ojo echado a MiriadaX, donde lo hice anteriormente, pero esta vez sólo se accede desde la web de la UNED. Podéis encontrar el curso aquí

Continuar leyendo ““Alemán para hispanohablantes: nociones fundamentales” en la UNED”

Auschwitz

Hace más de una década escribí un artículo sobre Auschwitz para una web que realizaba entonces sobre Polonia. Hoy es el aniversario de su liberación, y considero oportuno adaptar parte de aquel artículo para este blog. El original está aquí.

El presente artículo se redacto a fecha de 27 de enero de 2005, día del 60º Aniversario de la liberación del Campo de Exterminio de Auschwitz. Continuar leyendo “Auschwitz”

Propósito para 2016: un verbo alemán al día durante dos meses

propósito

Apenas hemos comenzado el nuevo año y la mayoría ya hemos dejado de lado los buenos propósitos que habíamos hecho: que si más deporte, que si adelgazar un poco, que si leer un libro por semana, y por supuesto, que si continuar aprendiendo alemán. Tal vez el problema de estas promesas es que siempre son muy genéricas. Como al año aún le quedan once meses y pico, y porque nunca es tarde para comenzar con un nuevo propósito. El propósito que te sugiero es aprender un verbo alemán al día durante dos meses.

La propuesta es sencilla: Un verbo alemán al día. Y sólo uno. Debes aprender su significado, la tercera persona del Präteritum y el Partizip II. Esta sugerencia no es baladí, y la razón es simple: si el verbo es irregular, al menos una de esas formas verbales tendrá un cambio en la vocal temática. Además, saber el Partizip II y conocer los verbos seinhaben y wurden nos permitirá construir las formas compuestas.

Por ejemplo, la tercera persona del Präteritum del verbo arbeiten (trabajar) es arbeitete, y el Partizip II es gearbeitet. No hay cambio en la vocal temática, así que ya sabemos que es un verbo regular. Por otra parte, la tercera persona sel singular del Präteritum del verbo sprechen, con vocal temática e, es sprach, mientras que el Partizip II es gesprochen. Como ves, no solo tiene un cambio vocálico sino dos. Es un verbo irregular.

Tal vez esperes que te de una lista de verbos para aprender. Pero esto no sería muy útil. Tienes que hacer la lista tú, con 60 verbos que te sean útiles a tí. Debe basarse en lo que tú hagas a diario, o lo que te guste, y solo de esta manera recordarás los verbos. Pero sí puedo hacer unas sugerencias. La lista debiera incluir los siguientes verbos:

  • Verbos auxialiares sein, haben y wurden(tal vez estos sean los primeros que debas repasar o aprender)
  • Verbos modales können, dürfen, wollen, mögen, sollen y müssen. Los puedes revisar en los artículos sobre verbos modales (I), (II) y (III).
  • Cualquier verbo que defina tu rutina diaria, así como necesidades básicas: essen (comer), arbeiten (trabajar), trinken (beber).
  • Cualquier verbo que defina tus aficiones: en mi caso, no puede faltar lesen (leer).

Los verbos de los dos primeros puntos son muy importantes, como puedes imaginar: Sin ellos, no puedes aprender alemán. No tiene más misterio. Y los verbos de los dos puntos siguientes, son muy importantes para ti. De nada serviría que yo te diga qué verbos aprender, porque seguramente te diría bastantes verbos que no usarías en tu vida cotidiana. ¿Como elegir qué verbos son importantes para nosotros? Apunta en un papel, o en una nota en tu teléfono, las acciones que vayas haciendo durante el día. Despertar, levantarte, preparar el desayuno, desayunar… analizar unos datos, tal vez, o tal vez montar un andamio. Apúntalos, tal cual, en español, y luego ya buscarás la traducción con un diccionario. O si tienes dudas, pregunta en los comentarios de este artículo.

¿Qué te parece? ¿Muy sencillo? Efectivamente, es muy sencillo, y por eso es fácil de realizar y muy efectivo. Aunque no lo creas, sesenta verbos dan para mucho. Cíñete a un verbo alemán al día, no te atragantes en la primera semana intentando aprender 20 de golpe, porque te cansarás y finalmente abandonaras. La constancia es mucho más efectiva que los empachos de estudio.

Y si te ha gustado el artículo, únete al grupo de Facebook o comparte este artículo en redes sociales. Te lo agradecería mucho :-).

 

Hija, trilingüismo, casa.

feliz2016

Hace ya meses -bastantes meses- que no actualizo el blog. Diversas personas me han preguntado si estoy bien, si lo he dejado o si ya no aprendo alemán. Gracias por vuestra preocupación: todo está bien, no hay problemas. Lo que ocurre es que estoy muy ocupado. Ocurre que tenemos una hija que nació en abril.

Alex (también conocida como “el monstruo de los dedos pegajosos”, “la astronauta” o “el cojín de las risas”), llegó a este mundo en un hospital de Londres a finales de abril. Es inglesa, además de española y alemana. Tendrá más pasaportes que Jason Bourne. El nombre lo escogió su hermano cuando aún no sabíamos si sería niño o niña. Sabíamos que debía ser un nombre corto y fácil de pronunciar en tres idiomas. Alex cumplía esos requisitos y además servía tanto para un niño como para una niña.

Alex será trilingüe. Su hermano es bilingüe (hispanopolaco), y la experiencia de enseñar a un niño dos idiomas tan alejados como el polaco y el español me será particularmente útil con la benjamina de la casa. Parece difícil, pero en realidad no lo es. Hace falta dedicación y paciencia, además de tesón, mucho tesón. Yo hablo con ella en español, y solo español, su madre en alemán, y solo alemán, y el inglés ya lo aprenderá en la guardería, en el colegio, y en su vida social. Si a alguien le interesa, aprovecho para recomendar este buen libro sobre criar un hijo en el trilinguismo: Growing up with Three Languages: Birth to eleven (Parents’ and Teachers’ Guides). Se trata de la experiencia de una pareja chino-suiza viviendo en América.  El fundamento de educar a un bebé/niño en el trilingüismo es casi idéntico al del bilingüismo, así que también os puede interesar si vuestro vástago va a aprender dos idiomas en lugar de tres. Seguramente escriba un artículo pronto sobre esta cuestión.

Si todo esto no fuera suficiente, hemos comprado una casa y cada minuto libre lo uso en cambiar el suelo, pintar paredes, renovar el zócalo y montar armarios de Ikea. Benditas llaves Allen.

Intentaré retomar el blog poco a poco. Mientras tanto, muchas gracias por vuestra paciencia y vuestro ojo avizor encontrando erratas y errores en mis explicaciones.

Y por supuesto, ¡feliz 2016!

Jorge.

Los casos en alemán

El alemán es una lengua con declinaciones, es decir, tiene casos que cumplen distintas funciones gramaticales. Al principio de nuestro aprendizaje esto nos parece un muro insalvable porque el español ya no las tiene. Pero si hemos estudiado algo de latín en nuestros años de adolescencia, recordaremos que la lengua que dio lugar a los idiomas romances tenía seis casos. Hay cuatro casos en alemán moderno: nominativo, acusativo, dativo y genitivo. Ha perdido los casos que otras lenguas aún tienen, o que tuvieron en el pasado: locativo, instrumental, vocativo, etc. Otras lenguas indoeuropeas aún tienen casos, como ocurre con todas las lenguas eslavas. Esta característica también aparece en otras lenguas europeas no indoeuropeas, como el finlandés.

La función de los casos es la de asignar a una palabra o grupo de palabras una función en la frase. ¿Quién hace la acción?, ¿qué hace la acción o qué produce esta?, ¿a quién se le hace la acción?. En español estas funciones se matizan generalmente con las preposiciones; no es lo mismo decir “voy a escribir una revista”, que “voy a escribir a una revista”. En alemán, ese matiz se da con los casos y con las preposiciones.

Es importante comprender los casos y razonarlos hasta cierto punto. Es interesante, y útil. Pero lo mejor es no preocuparse demasiado. El uso de un idioma es lo que hace que lo aprendamos. Estudiarlo como si fuera una lengua muerta no sirve de gran cosa. No creerás que Belén Esteban* ha estudiado los aspectos gramaticales del español para poder hablarlo en televisión, ¿verdad…?

Hoy veremos el uso gramatical más común de los casos en la oración alemana. ¡Observa que los sustantivos no cambian al declinarse (excepto el genitivo), así que debemos fijarnos en el artículo para saber en qué caso están!

El caso nominativo

Es el sujeto de la oración, además de otras funciones.  Al verbo de una oración hay que preguntarle: ¿Quién hace la acción del verbo? ¿Quién es el qué? ¿Qué es lo que?. En alemán, responde a las preguntas “Wer?” y “Was?“. La respuesta nos indica el sujeto, y el sujeto debe estar en nominativo.

Además, es el caso “básico”, por decirlo de algún modo. Es el caso por definición para aprender vocabulario. Por ejemplo, cuando aprendemos que Auto es neutro, y que por tanto va acompañado por el artículo determinado “das”, estamos hablando del caso nominativo: “das Auto”.

  • Das Auto funktioniert nicht.
  • Mein Auto funktoniert nicht.

En la segunda frase, Auto va acompañado por un adjetivo posesivo, que también está declinado en nominativo. De esto hablaremos en artículos venideros.
En pocas palabras: El nominativo es el caso de “diccionario”, en el que aprendemos el vocabulario, y el que toma la función de sujeto en una frase.

El caso acusativo

El caso acusativo en alemán es el que corresponde en general con el complemento directo del español (pero no siempre), y viceversa (pero no siempre tampoco). Esto quiere decir que es el que se usa como complemento para indicar sobre qué se hace la acción. Responde a las preguntas: ¿A qué persona? ¿Qué cosa?; en alemán: “Wen?“, “Was?“.  Por ejemplo, si digo que me como la manzana, “la manzana” es el complemento directo:

  • Ich esse einen Apfel.

Observa que el nominativo de manzana, que es masculino en alemán, es “ein Apfel”. En esta frase usamos el artículo indeterminado “ein” en su forma declinada al acusativo: “einen”. Por tanto “einen Apfel” es el objeto acusativo, el objeto directo del español.

El caso dativo

Es el caso que indica sobre  quién o qué recae una acción. Quién la recibe. Corresponde, en general, con el objeto indirecto en español (pero no siempre) y viceversa (pero no siempre tampoco). Responde a las preguntas: ¿A quién? ¿Para quién? ¿A qué? ¿Para qué?; en alemán “Wem?” y “Was?”.

Por ejemplo, si escribo una carta a mi mujer, la carta será el objeto directo (es lo que escribo), y mi mujer será el objeto indirecto (es a quién escribo. Ella recibe la acción, y la carta es lo que produce la acción). Por tanto, “una carta”, que en nominativo es “ein Brief”, en acusativo será “einen Brief”; por su parte, mi mujer, que en nominativo es “meine Frau”, en dativo será “meiner Frau”.

  • Ich schreibe meiner Frau einen Brief.
  • Ich bringe der Schwester die Tasse.

El caso genitivo

Es el caso que indica propiedad o pertenencia. Responde a la pregunta ¿De quién? ¿De qué?; en alemán  “Wessen?”.

En la frase “Este es el coche del maestro”, “del maestro” está declinado en genitivo, pues indica de quién es el coche. Los sustantivos en genitivo llevan una -s al final, y portanto “der Lehrer”, en nominativo, pasa a “des Lehrers”.

  • Das ist das Auto des Lehrers.

El caso genitivo tiene una funciones obvias y otras no tan evidentes (especialmente cuando estudiamos su relación con las preposiciones y los verbos, que es un asunto diferente a los casos y las declinaciones de los nombres). Así pues, no me meteré en camisas de once varas y hasta aquí hemos llegado por hoy.

Creo que esto es todo para ir tirando. Se puede escribir sobre casa caso y sus interminables funciones, pero opino que no tiene mucho sentido en este blog en estos momentos. Primero, porque yo aún no he llegado a ese nivel, y segundo, porque si necesitas una explicación más completa es que estás a años luz por delante de mí. Si necesitas una explicación más en profundidad, te recomiendo el libro de gramática de Brigitte y Roberto Corcoll, que ya he comentado con anterioridad en el artículo “Gramáticas de alemán“.

¿Qué te ha parecido?, ¿te ha sido útil?, ¿crees que debiera explicar algo más? Como siempre, puedes usar los comentarios para darme ideas o para corregirme. Ten en cuenta que yo explico lo que voy aprendiendo, y para mí este blog es de tanta ayuda como para ti o más.

Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir, en Facebook o en  Twitter. :-)

___________

*Belén Esteban es un ente popular de la televisión española, amigos de América.

https://twitter.com/Alemanista/status/560019200669151232

Vocabulario de la Navidad en alemán. Weihnachten ist da!

¡Ya estamos a unos días de la Navidad! ¿Sabes felicitar a tus amigos en alemán? Sabes cómo decir en alemán “Feliz Navidad”? En este breve artículo veremos el vocabulario de la Navidad en alemán (y algunas otras palabras de relleno).

Weihnachtsbaum_RömerbergLo básico

das Weihnachten: La Navidad (Die Kinder mögen Weihnachten).

der Heilige Abend: La Nochebuena (In Spanien feiern wir den Heiligen Abend).

Frohe Weihnachten!: ¡Feliz Navidad!

der Weihnachtsbaum: Árbol de Navidad, que habitualmente es un abeto (Wir haben den Weihnachtsbaum in unserer Garten).

der Tannenbaum: El abeto. Además de ser el árbol de Navidad tradicional, también da nombre al villancico germano más internacional, “O Tannenbaum“.

der Weihnachtsmann: Papá Noel (literalmente, “hombre de la Navidad”) ().

der Advent: Adviento, el periodo de cuatro semanas anterior a la Navidad.

der Adventskalender: Calendario de adviento (Wir haben einen selbst gemachten Adventskalender zu Hause).

Heilige Drei Könige: Los Reyes Magos. No tienen gran relevancia en Alemania, done los regalos los trae der Weihnachtsbaum, pero como nos gusta explicar nuestras costumbres cuando estamos fuera de casa, ahí queda (In Spanien, die Heiligen Drei Könige bringen die Geschenke).

La comida

das Festessen, das Weihnachtsfestessen: La comida de Navidad. En Alemania esta es la reunión más importante, y no la Nochebuena (como es el caso de España). (Wir haben ein Festessen mit unseren Familien).

der Glühwein: vino típico navideño, aromatizado con diversas especias, y que se sirve caliente (Ich trinke sehr gern Glühwein).

die Weihnachtskekse: Las galletas de Navidad (Wir machen die Weihnachtskekse).

der Lebkuchenmann: el muñeco de jengibre. 

das Lebkuchenhaus: la casa de jengibre.

El ambiente

die Weihnachtslieder: Los villancicos (es neutro en singular: das Weihnachtslied) (Wir singen Weihnachtslieder).

Der Nussknacker: El Cascanueces, el famoso ballet de Chaikovski que se representa por estas fechas.

der Schnee: La nieve (Der Schnee ist kalt).

die Schneebälle: La bola de nieve (en singular, es masculino: der Schneeball). (Sie wirft Schneebälle).

der Weihnachtsmarkt: El mercado de Navidad, que tradicionalmente se instala en la plaza mayor de las ciudades y poblaciones grandes. (Wir gehen zum Weihnachtsmarkt).

Y en Año Nuevoalles Gute zum neuen Jahr

Enviando mensajes a nuestros amigos

Ya sabes cómo decir Feliz Navidad en alemán, ¿Qué te parece si escribimos un pequeño mensaje que puedas compartir con amigos, o enviarles por correo? Seguro que les das una grata sorpresa.

Si se trata de amigos a los que tuteas, puedes usar las siguientes formas:

  • Ich wünsche dir… (Te deseo…)
  • Ich wünsche euch… (Os deseo…)
  • Ich wünsche deiner Familie… (Le deseo a tu familia…)

Si es para conocidos a los que hablas de usted:

  • Ich wünsche Ihnen (Le/Les deseo…)

¿Y qué deseamos? Cualquiera de las frases que hay a continuación. Escoge la que más te guste

  • … frohe Weihnachten!: … Feliz Navidad!
  • … fröhliche Weihnachten!: … Feliz Navidad!
  • … ein frohes Fest!: … Felices Fiestas!
  • … frohe Festtage!  – … Felices Fiestas!

Y tal vez la forma más completa, combinando la Navidad con el Año Nuevo…

  • … ein frohes Weihnachtsfest und alles Gute zum neuen Jahr!

Así pues, aquí va mi mensaje para todos vosotros, que tanto me leéis, corregís, complementáis, y agradecéis lo que hago

Ich wünsche euch ein frohes Weihnachtsfest und alles Gute zum neuen Jahr!

 Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir, en Facebook o en  Twitter. :-)

Gluhwein

Aprender alemán con Duolingo

DuolingoAprender alemán con Duolingo. ¿Lo has probado? Duolingo es una plataforma para aprender idiomas, gratis. Se puede usar directamente en la web (www.duolingo.com) o mediante sus aplicaciones Android o iOS. En estos momentos ya existe la versión en español para aprender alemán. Personalmente, yo uso la versión en inglés, y por ello las capturas de pantalla que mostraré están en este idioma.

Duolingo se estructura como un juego en el que hay que superar módulos-lecciones para poder avanzar, consiguiendo puntos. Se basa en la repetición de frases que leemos, oímos, y escribimos (opcionalmente, también pronunciamos). Además de la parte más “lúdica”, también hay una sección en la que podemos hacer traducciones de webs reales, por las que también conseguimos puntos. Esta parte puede ser realmente interesante para el estudiante que ya tiene cierto nivel de alemán.

Se puede aprender alemán con Duolingo, y esto es lo más importante que diré hoy. De hecho, se puede aprender con Duolingo cualquiera de los idiomas que ofrecen (alemán, inglés, francés, portugués, italiano…). Hasta cierto nivel, claro.

¿Cómo funciona Duolingo?

Duolingo se organiza como un juego, con lecciones que debemos superar. Al principio, comenzamos con unas 10-15 frases por cada módulo, y cuatro vidas. Cada error nos hace perder una vida. Si perdemos las cuatro vidas… vuelta a empezar. Su superamos la lección, conseguimos puntos. Cada cierto número de puntos pasamos a un nivel superior (que en realidad no implica nada), y al pasar ciertos módulos, abrimos nuevos temas.

Los módulos giran alrededor de temas tópicos de aprendizaje, como saludos, números, animales, el caso dativo, etc. Está organizado de una forma bastante lógica. Además, un tipo de puntos que conseguimos (lingotes) nos permiten comprar temas especiales: Navidad, ligar, frases hechas, etc.

Veamos unas capturas de pantalla con un ejemplo. En primer lugar, vemos la estructura del punto en el que estoy yo en estos momentos. Se explica por sí misma, ¿verdad? (Puedes pulsar sobre las capturas para verlas un poco mejor)

duolingo_aleman1

Hoy quiero practicar alemán relativo al vocabulario de las personas. Ya he hecho anteriormente dos lecciones, y en la de hoy repasaré palabras como Frau, Männer o Mannschaften. Fíjate que las muestra en minúsculas, lo cual es un error -un error perdonable, creo-:

duolingo_aleman2

El primer ejercicio nos pide que indiquemos qué palabra define “el equipo”. Más fácil, imposible:

duolingo_aleman3

Los ejercicios más habituales son aquellos en los que debemos traducir una frase del alemán al idioma en el que estemos usando Duolingo, especialmente cuando aún no estamos habituados al vocabulario nuevo. Más tarde se hace a la inversa, y es cuando notamos si hemos aprendido realmente una palabra o no:

duolingo_aleman4

Me gustan especialmente los ejercicios de escucha. En esta ocasión, he hecho un error. Además de restarme un corazón (una vida), Duolingo me informa de la solución. La pantalla de mi portatil no lo muestra en esta captura, pero más abajo hay un link a una discusión sobre esta frase, donde podemos leer opiniones, consejos, etc:

duolingo_aleman5

Finalmente, he completado la lección. Aumento mis puntos, y el programa registra que he cumplido con mi objetivo de hoy. Si durante una semana supero los objetivos diarios, también me llevaré puntos y el gusto de haberme esforzado durante siete días seguidos. ¡Es adictivo!

duolingo_aleman6

Además de toda esta dinámica, cada lección incluye un resumen de la gramática o vocabulario estudiado. Arriba, en el menú de usuario hay enlaces a los foros de discusión, al vocabulario que hemos aprendido desde el principio, a la actividad de nuestros contactos y… a la inmersión.

La Inmersión: Duolingo más allá del juego

Pero para mí esto es muy sencillo, ¿hay algo más avanzado? Si tu nivel de alemán te lo permite, puedes pasar a hacer traducciones en la sección “inmersión“. En esta sección realizamos traducciones de fragmentos de webs. Otros usuarios valoran si hemos hecho una buena traducción, y nosotros mismos hacemos lo pertinente con traducciones previas. Aquí se pueden conseguir muchos puntos, y lo más importante, ponemos en práctica nuestro alemán. Desgraciadamente, no hay mucha correlación entre las traducciones disponibles y lo que aprendemos en el juego, así que yo lo considero como dos compartimentos estancos totalmente separados.

¿Cómo puede ser gratis un método tan fantástico? Por la inmersión. Duolingo es una empresa que basa su economía en la traducción de webs y documentos. Ahí es donde la inmersión entra en juego. Esos fragmentos que traducimos son lo que ellos venden a sus clientes. Me parece una idea genial. ¿Hay margen de error en las traducciones? Mínimo: Para empezar, cada frase es traducida por muchos usuarios y la versión final es la traducción más repetida. Además, hay traductores que supervisan el resultado final. Además, hay inversores que apoyan el proyecto dado su peso educativo.

Duolingo SIEMPRE será gratuito. ¿No es fantástico? Sí, pero como todo, tiene alguna desventaja.

Qué no me gusta de Duolingo

  • Es fácil caer en la trampa de considerar Duolingo como un juego, y centrarnos en conseguir puntos en lugar de aprender alemán.
  • Los ejemplos gráficos son pobres e insulsos.
  • Podemos desesperarnos con algunos ejemplos absurdos –Die Enten essen den Elefant-, aunque a veces pienso que esos ejemplos en realidad están hechos para que nos fijemos más. De hecho, ¡hasta hay camisetas con los ejemplos absurdos más famosos!
  • La versión en español no está tan avanzada como la versión en inglés.

Qué me gusta de Duolingo

  • Es gratis.
  • Es un juego.
  • Esta hecho a conciencia. Cada idioma está organizado independientemente de los demás (si practicáis más de un idioma veréis que el árbol de lecciones es distinto).
  • Y es social, muy social. Por cierto, ¡buscadme y me añadís como colega! Este es mi perfil: https://www.duolingo.com/alemanista

Pero, ¿es efectivo?

. Hay al menos un estudio que compara a estudiantes de nivel universitario con estudiantes de Duolingo, y parece ser que al usuario medio le llevaría 34 horas de uso cotidiano lo que a un estudiante universitario le llevaría un semestre (ojo al dato, usando Rosetta Stone necesitaríamos de 55 a 60 horas.

No cabe duda de que Duolingo ha revolucionado el panorama del aprendizaje asistido por computador de un idioma extranjero. Estoy enamorado de Duolingo. Es gratis. Es dinámico. Es social. Mejora continuamente. Cambia con frecuencia y no queda estancado. Es gratis. Es gratis. ¡Es gratis!

Ahora, no pierdas más tiempo y empieza a usarlo. Ah, si tu nivel no es básico, también puedes hacer un test que te pondrá en el nivel pertinente. No hay excusa para no aprender alemán con Duolingo 🙂

Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir, en Facebook o en  Twitter. :-)

 

¿Qué hora es? Wie spät ist es?

Wie spät ist es?

Expresar la hora en alemán es fácil, y además es una habilidad fundamental. ¿Quién no pregunta la hora o tiene que decirla varias veces al día? ¿cómo esperamos quedar con nuestros amigos para tomar algo o ir al cine si no sabemos a qué hora quedamos? Hoy veremos las horas en alemán, de un modo rápido y sencillo.

Lo primero… los números

Si no sabes los números en alemán, ya va siendo hora… Bueno, no pasa nada, veamos los que necestiamos.

Para las horas: ein, zwei, drei, vier, fünf, sechs, sieben, acht, neun, zehn, elf, zwölf… y si continuamos hasta veinticuatro: dreizehn, vierzehn, fünfzehn, sechzehn, siebzehn, achtzehn, neunzehn, zwanzig, einundzwanzig, zweiundzwanzig, dreiundzwanzig und vierundzwanzig. No hace falta traducción, ¿verdad?

Para los minutos: vamos a simplificar. A no ser que necesistes saber a qué hora pasa un tren con total precisión (y entonces no necesitarás este artículo, porque sabrás más alemán que yo), con redondear a los “cinco minutos” más cercanos será suficiente: fünf, zehnfünfzehnzwanzigfünfundzwanzig…

Preguntando por la hora

No nos compliquemos, es muy fácil: ¿Qué hora es? Wie spät ist es?
También puedes preguntar Wie viel Uhr ist es?

Respondiendo la hora

Si en español decimos invariablemente “son las … y … “, en alemán es casi igual: Es ist … Uhr … Minuten (Uhr y Minuten en mayúscula, que son sustantivos. Minuten se suele omitir):

  • Son las 21 horas y 34 minutos: Es ist einundzwanzig Uhr vierunddreißig (Minuten).

Si estamos en un ambiente menos formal, podemos usar las horas de 1 a 12, y redondear a “menos veinticinco”. En alemán se dice “25 para las 10”:

  • Son las 10 menos 25: Es ist fünfundzwanzig vor zehn.

Cuando los minutos no pasa de “y media”, decimos nach:

  • Son las 9 y 25: Es ist  fünfundzwanzig nach neun.

Y algo curioso: “y media”, alemán, es “menos media”; es decir, va referido a la hora siguiente, y sin preposición alguna. Las nueve y media son las diez menos media…

  • Son las 9 y media: Es ist halb zehn.

Sorprendentemente, en inglés también se usa así al norte de Inglaterra y Escocia

En alemán también podemos referirnos a los cuartos de hora, usando “Vierte” (es un sustantivo, usadlo en mayúscula):

  • Son las nueve y cuarto: Es ist Viertel nach neun.
  • Son las diez menos cuarto: Es ist Viertel vor zehn.

Y para finalizar, podemos decir “casi las nueve” y “las nueve pasadas”:

  • Son las nueve pasadas: Es ist kurz nach neun.
  • Son casi las diez: Es ist kurz vor zehn.

La única forma de aprender un idioma es practicándolo, así que durante varios días practica esta habilidad todo lo que puedas, hasta que te salga sin pensarlo. Di las horas en voz alta, siempre que puedas, para que salga fluido. Ciertamente, algunos números son un trabalenguas.

Ahora, en una tabla resumen. Si pinchas sobre la imagen se agrandará:

Las horas en alemán

Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir, en Facebook o en  Twitter. :-)

Curso de Alemán Básico para Principiantes: Prim@1

¿Recordáis el cursoAlemán para hispanohablantes: nociones básicas“, de la UNED (Universidad Nacional Española a Distancia) en MiriadaX? Pues hoy estaba buscándolo en Google, para ver si había alguna nueva edición (se repitió en otoño, si no recuerdo mal) para avisaros y tal vez hacerlo de nuevo, cuando encontré otro curso de alemán de la UNEDCurso de Alemán Básico para Principiantes: Prim@1.

hamburgo_aprende_alemanEl curso está organizado y elaborado por el  Herder-Institut de la Universidad de Leipzig, donde trabaja la directora del proyecto, Barbara Wotjak y por  la Sección de Alemán de la UNED, con la labor de Germán Ruipérez , Mª Dolores Castrillo y José Carlos García. Por cierto, seguro que recordáis a Mª Dolores Castrillo, organizadora del curso de alemán en MiriadaX y que además tenemos el lujo de contar con su visita por aquí de vez en cuando en los comentarios.

El curso consta de tres temas, y parece que no está completo. De hecho, en la introducción se advierte de que se trata de una “versión beta“, ¡lástima!. Sin embargo, lo que hay disponible es muy bueno y muy útil. Los temas disponibles son “Primer encuentro“, “De viaje en coche” y “La vida en las regiones industriales“.

El contenido de “Primer encuentro” se centra en las presentaciones y los saludos. ¿Cuántas veces sabemos decir algo en alemán, pero nos quedamos trabados porque no sabemos como presentarnos, o simplemente saludar de un modo formal? También se aprende a describir personas y a escribir correspondencia sencilla.

De viaje en coche“, la segunda unidad, enseña a expresar intenciones, recabar información y expresar negación. Lógicamente, también enseña a desenvolverse en el contexto de un viaje.

El último tema disponible es “La vida en las regiones industriales“, explica el uso del imperativo, cómo hacer peticiones y propuestas, y cómo expresarnos en el ámbito de la formación, profesión y transporte.

Los temas incluyen textos, archivos de audio, ejercicios y explicaciones culturales sobre el país. Me gusta que los archivos de audio son descargables, en formato en mp3, y puedo escucharlos en el coche yendo al trabajo. El curso tiene ya más de un lustro, pero ni su temática ni su modo de explicación lo notan. Es muy recomendable, es muy bueno, y es gratis. No hay disculpa para que no lo hagáis.

Es ahora el turno de dar las gracias a gente como Mª Dolores, que dedican su esfuerzo y su trabajo  a fomentar el conocimiento de un tema, en este caso el alemán, desde la universidad pública (que es la nuestra, la de todos). En mi opinión, son entusiastas que van más allá del deber, sin recibir nada a cambio.  Ojalá más gente hiciese igual. Lo mínimo que podemos hacer es dar las gracias

¡Y no dejéis de pasar por el blog de Mª Dolores: el alemán desde el español!

Si te ha gustado el artículo, recuerda comentar y compartir, en Facebook o en  Twitter:-)